Que buscan las familias en una casa rural

rural con niños

Nos vamos de turismo rural con niños

Si ya has organizado un viaje familiar o estás a punto de hacerlo, habrás comprobado lo difícil que es organizar cada detalle para que todo salga perfecto.

Nosotros te entendemos, sabemos que pensar en todos y que el plan salga bien no es fácil pero tranquilo, tampoco es imposible.

Te resumimos varios tips de los que tienes que estar pendiente para disfrutar al máximo del turismo rural con tu familia.

Elegir una casa que se adapte a vuestras necesidades

Es el punto principal. Teniendo en cuenta cuántos sois, y con un presupuesto pensado de antemano, es el momento de ponerse a buscar.

Cada vez más, los alojamientos rurales tienen en cuenta que hay un amplio sector de la población que decide hacer escapadas en familia y es que, ¿a quién no le gusta evadirse de vez en cuando con los que más quiere?

Salir de la rutina y conocer lugares nuevos puede ser una muy buena experiencia para todos.

Además, actualmente muchos propietarios adaptan sus tarifas a la nueva situación económica, porque no hay necesidad de derrochar.

DSC 3146

La seguridad en las instalaciones

Viajar con peques implica multiplicar la atención, y más cuando no es un lugar en el que estamos habitualmente. La seguridad es lo primero.

Una vez que hemos completado el primer punto, solo queda saber qué nos ofrece la casa. Por ejemplo, si viajas con niños y hay piscina en la casa, busca una que esté vallada y así evitaréis accidentes indeseados.

Cuando somos padres, hay que tener mil ojos y como el descanso es para todos, cuanto mayor riesgo podamos evitar, mejor que mejor, ¿no?

Las casas cuyas fincas están cercadas permitirán a los más peques corretear y pasarlo en grande mientras nosotros estamos tranquilos.

Que se adapte a todas las edades

Que las instalaciones estén preparadas para mayores y pequeños es un plus para la escapada más especial que organizas.

Existen multitud de alojamientos en los que hay piscinas para bebés junto a las de mayor profundidad, bicicletas para los más mayores o futbolines y billares para los adolescentes. Además, reunirse en torno a juegos de mesa puede ser una perfecta elección para un momento lúdico que seguro, afianzará la relación entre carcajadas.

DSC 3065

Elegir un entorno que permita todas las facetas del turismo rural

Una de las preguntas más recurrentes es la de “y ahora, ¿qué hacemos?”

Hacer una escapada a un alojamiento no tiene por qué significar estar todo el día metido en casa.

Para eso, hay que hacer un pequeño recorrido por el entorno que la rodea, saber qué hay por los alrededores y de qué se puede disfrutar.

Aquí podemos abrir dos vertientes; la natural, por un lado, organizando excursiones que nos permitan adentrarnos entre los paisajes que decoran el escenario de nuestra escapada, ya sean a pie, en bici o cualquier otro medio de transporte.

La otra vertiente es la cultural. Normalmente, el patrimonio suele estar en el centro por lo que, si viajas con niños, evita los grandes desplazamientos. Todos sabemos lo impacientes que son.

Elegir una casa lo suficientemente cercana al centro y, sin embargo, tranquila, es la opción estrella.

Para ayudarte en esta labor tienes una opción muy buena y es acudir al portal especializado en Turismo Rural www.casasrurales.net

Deja un comentario